La rica biodiversidad que existe en Chiloé a permitido por años la pacífica convivencia entre pueblos de orilla de mar y las diversas especies de aves playeras, El archipiélago de Chiloé es refugio veraniego e invernal de aves que viajan miles de kilómetros para pasar el verano (zarapitos) o el invierno (flamencos) en nuestros humedales, otras han venido para quedarse (cisnes de cuello negro), esto y más podrás ir descubriendo a través de la Ruta de Los Humedales de Chiloé. Existen algunos tour operadores locales que te llevan por esta ruta.